INFORMACIÓN: Distintos mapas, distintos mundos: de Mercator a Gall-Peters

Proyección de Gall-Peters. Imagen ©: Wikipedia.org
Proyección de Gall-Peters. Imagen ©: Wikipedia.org

Por Jesús Mediavilla González

  

Las escuelas públicas de la ciudad norteamericana de Boston han reabierto recientemente el debate sobre qué mapas son los más fiables debido a su decisión: los colegios de esta ciudad han dejado de utilizar los mapas tradicionales, basados en la proyección de Mercator, por los mapas que emplean la proyección de Gall-Peters, considerada más fidedigna y precisa. El debate ya saltó a la palestra en los años 70 cuando Arnos Peters presentó su proyección en la prensa “como la única alternativa al mapa ‘racista’ de Mercator”.

Todos los mapas mienten. De una manera o de otra, ninguno es capaz de representar fehacientemente las formas y proporciones de la superficie terrestre. La dificultad que encuentran los cartógrafos y las diferentes técnicas existentes para la elaboración de los mapas explican en buena medida la presencia de representaciones cartográficas dispares. El hecho de tener que proyectar sobre una superficie plana el contorno de los continentes que se encuentran ubicados en nuestro planeta, que tiene forma de geoide, es decir, una esfera achatada por los polos, supone uno de los mayores retos para los cartógrafos. Por eso, históricamente ha existido un debate que ha perdurado por los años sobre qué mapa es más exacto, dado que todos los existentes flaquean por algún lado. Así que, todos los mapas planos están mal.

 

A principios del mes de marzo una noticia se incorporaba en la agenda mediática y reabría nuevamente el debate: las escuelas públicas de la ciudad de Boston –conocidas como las Boston Public Schools o BPS–, en Estados Unidos, decidían cambiar los mapas tradicionales que durante décadas habían colgado en las aulas de las escuelas, por unos que consideran más veraces con las proporciones terrestres. Los mapas habituales, basados en la proyección de Mercator, “sobre representan las zonas más alejadas del ecuador, que aparecen de un tamaño mayor en términos proporcionales, de lo que son en realidad”, explica Marc Gil profesor de Historia y Geografía de la Universitat Oberta de Cataluña, según recoge el diario La Vanguardia.

 

Desde las escuelas de Boston, además, alegan que los nuevos mapas que se instaurarán, elaborados desde la proyección de Peters, son más solidarios y menos racistas con los países del Tercer Mundo, generalmente ubicados en el ecuador y que estaban infrarrepresentados en cuanto a tamaño. Su acusación versa sobre el eurocentrísmo de los mapas de Mercator. "Los mapas tradicionales suelen presentar los lugares de donde son como pequeños e insignificantes", cuenta el profesor Hayden Frederick-Clarke, director de competencias culturales en BPS, respecto a los estudiantes de color, que representan el 86% del total del alumnado. "Lo mínimo es que les enseñemos una visión certera de sí mismos". El mismo profesor también ha explicado que no vetarán completamente el uso del mapa de Mercator, sino que compaginarán ambos mapas con el objetivo de analizar diferentes perspectivas y el contrastar diferentes visiones de los distintos mapas.

 

Mapa de Mercator, Alaska parece mayor que México, lo cual es falso; América del Sur parece del mismo tamaño que Europa, cuando en realidad es casi el doble de grande; y Alaska parece casi tan grande como África, cuando es 14 veces menor. © Wikipedia.org
Mapa de Mercator, Alaska parece mayor que México, lo cual es falso; América del Sur parece del mismo tamaño que Europa, cuando en realidad es casi el doble de grande; y Alaska parece casi tan grande como África, cuando es 14 veces menor. © Wikipedia.org
En la proyección de Peters muestra el tamaño real de la superficie terrestre.  Imagen ©: Wikipedia.org
En la proyección de Peters muestra el tamaño real de la superficie terrestre. Imagen ©: Wikipedia.org

De los mapas de Mercator a los de Gall-Peters

 

La proyección cartográfica o proyección geográfica es una herramienta para representar la superficie terrestres a través de un sistema de cortes en el globo terráqueo, conocidos como paralelos y meridianos, que permiten conocer con mayor exactitud las proporciones y curvatura del planeta para después representarlas en una superficie plana, es decir, un mapa.

 

En este sentido, la proyección de Mercator, elaborada por Gerardus Mecator, cuenta con más de 400 años, dado que data del año 1569. La precisión no es su mayor virtud, porque se trata de una proyección que toma a la Tierra como un cilindro (por las dificultades de trabajar con un geoide), pero su uso comenzó a normalizarse a partir del siglo XVIII para establecer rutas marinas de rumbo constante o loxodrómicas, es decir, ininterrumpidas, debido a su eficacia para trazar los caminos más cortos. "La mayoría de los primeros mapas del mundo fueron creados por europeos del norte", dijo Vernon Domingo, profesor de geografía de la Universidad Estatal de Bridgewater y miembro de la Alianza Geográfica de Massachusetts, según la BBC. "Tenían la perspectiva del hemisferio norte, pero también una perspectiva colonialista".

 

Por otro lado, la proyección de Gall-Peters, o simplemente proyección de Peters, fue elaborada por James Gall, un clérigo escocés con grandes conocimientos en astronomía, y se publicó en el Polish Geographical Magazine en el 1856. Sin embargo, no sería hasta un siglo después cuando su repercusión se magnifica. Arno Peters, cineasta e historiador alemán presentó su propia proyección cartográfica en 1967 en un congreso. Su éxito entonces fue un descalabro, dado que lo acusaron de haberlo copiado de la proyección elaborada por James Gall más de 100 años atrás. Por el contrario, en un arrebato intempestivo Arno Peters decide presentar su mapa a la prensa en 1973, presentándolo como “como la única alternativa al mapa ‘racista’" de Mercator. "Las oenegés y hasta la Unesco, con buena intención, le compraron el discurso y el suyo se convirtió en el mapa solidario y en la única alternativa posible, por una cuestión que se vendió como social”, explica Raúl Ibáñez, profesor de Matemáticas de la Universidad del País Vasco en La Vanguardia.

 

Distintos mapas, distintos mundos

 

Las proyecciones de Mercator y de Gall-Peters no son las únicas existentes. A día de hoy existen más de 400 proyecciones diferentes. Las proyecciones, en base al resultado obtenido después de aplicar técnicas cartográficas distintas se dividen en tres tipos:

  • Equidistantes: si conservan las distancias correctamente.
  • Equivalentes: si mantiene las superficies.
  • Conformes: si no distorsionan y conservan las formas de los territorios.

 

No existe a día de hoy ningún mapa que respete las tres propiedades. Los cartógrafos se ven en la tesitura de tener que renunciar a alguna de ellas, por eso existen tantos mapas diferentes. En cualquier caso, no existe algún mapa que realmente se pueda considerar mejor o peor que otro, pues cada modelo responde a una serie de necesidades y ofrece resultados dispares.

 

Enlaces de interés

 

The True Size Of: esta página web permite comparar el tamaño real de los países que seleccionemos. 

 

Todos los mapas que conoces están mal (Verne): en este artículo se hace un repaso de diferentes mapas y explica los motivos cartográficos de su elaboración.

 

Cómo entender la distorsión de los mapas de forma interactiva

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com