INFORMACIÓN: Un nuevo viaje para la fragata Mercedes

Fachada del Archivo General de Indias de Sevilla con el cartel de la exposición.  ©María Sánchez Mellado
Fachada del Archivo General de Indias de Sevilla con el cartel de la exposición. ©María Sánchez Mellado

Por María Sánchez Mellado


El 5 de octubre de 1804, a menos de un día para que las cuatro fragatas españolas -Medea, Mercedes, Fama y Clara-, que viajaban desde Montevideo con los caudales españoles, llegaran a Cádiz, la flota inglesa les hizo frente y se inició un combate naval. La fragata Mercedes explotó, Medea se rindió y Fama y Clara fueron tomadas por los británicos. El inesperado ataque inglés desembocó en la entrada de España en un conflicto que acabaría en la batalla de Trafalgar, ganada por los ingleses. Ahora, el Archivo General de Indias de Sevilla acoge la exposición “El último viaje de la fragata Mercedes”. La muestra es un viaje al pasado a través de objetos, relatos de supervivientes y recreaciones que hacen que el buque, aun llevando doscientos años sumergido, leve anclas, bote el timón, enarbole su bandera, ice las velas y zarpe para comenzar un nuevo viaje.


La travesía comienza un día nublado, con olas y con el testimonio de Tomás de Iriarte quien otrora fuera un joven pasajero de diez años en la fragata Clara y superviviente del ataque inglés y quien hoy se convierte, gracias a la descripción que hace en sus memorias, en testimonio vivo de aquel último viaje de la fragata Mercedes. Él junto con los demás tripulantes de las embarcaciones españolas habían partido desde Montevideo el 9 de agosto de 1804 con destino hacia el puerto de Cádiz en un contexto de paz internacional. Sin embargo, Francia e Inglaterra iniciaron una contienda bélica en la que España se mantuvo neutral.


En septiembre España movilizó unos buques en Ferrol para sofocar una insurrección en Vizcaya, lo que fue interpretado por el primer ministro británico como la ruptura de la neutralidad española por lo que ordenó detener y enviar a puerto inglés las cuatro fragatas españolas, incluidos sus caudales y tripulantes.

 

Cuando la niebla con la que había amanecido el 5 de octubre se disipó, los barcos españoles divisaron 4 fragatas de guerra inglesa contra las que los españoles no tenían nada que hacer. El enfrentamiento se desencadenó provocando el que se ha conocido como el Combate del Cabo de Santa María.


Este combate junto con el hundimiento de la Mercedes, la captura de las otras tres fragatas y la declaración de guerra, es un hito en la historia de España que separa dos épocas, iniciándose así una nueva etapa para España. Tal es así, que Benito Pérez Galdós narra este acontecimiento en su novela Trafalgar, primeras de la serie de sus Episodios nacionales.


 

A lo largo de la exposición se puede observar documentos como el Tratado de Paz de Amiens, o la declaración de Guerra a Inglaterra, de gran valía histórica, cartas y escritos de sus protagonistas, mapas, retratos, imágenes satíricas, recreaciones a escala de las fragatas, cañones, objetos recuperados de las embarcaciones... Todo dentro de un ambiente naval que acompaña al visitante con vídeos, sonidos e incluso actividades de realidad aumentada.

 

La exposición, caracterizada por un profundo sentimiento patriótico, es un reflejo de los ataques que sufrió España. En primer lugar, el ataque inglés, un ataque en tiempo de paz que fue totalmente ilegítimo y que llevó a España a declarar la guerra a Inglaterra dos meses después. En segundo lugar, el “ataque” por parte de la empresa estadounidense de caza tesoros Odissey, iniciando así un debate entre descubrimiento de un tesoro y expolio.  


La exposición lleva por subtítulo “La razón frente al expolio. Un tesoro cultural recuperado” pues en 2007 la empresa estadounidense Odissey descubrió el buque hundido y su tesoro. Habitualmente los caza tesoros solamente quieren apoderarse de lo que encuentran sin preocuparse de aspectos históricos, arqueológicos, científicos, sin situar lo encontrado en un contexto determinado y usando métodos destructivos. Odissey, por ejemplo, ocultó información sobre el hallazgo denominándolo de otra manera.


Cartel de la exposición. ©María Sánchez Mellado
Cartel de la exposición. ©María Sánchez Mellado

El Gobierno español reclamó rápidamente el tesoro. Los medios españoles se hicieron eco del proceso judicial que se inició entre el gobierno español y Odissey. ¿Por qué se devolvió a España el tesoro? España defendió que era un buque de Estado, no comercial, con inmunidad soberana sobre el que Odissey no podía intervenir. Al final los tribunales reconocieron los derechos de España sobre Mercedes, marcando así un punto de inflexión en la protección del patrimonio cultural subacuático.


La fragata Mercedes se hundió con cerca de 900.000 pesos en monedas de oro y plata, llevaba lingotes de estaño, cobre y plata, cañones de bronce en desuso para reciclarlos, además de productos vegetales como quina, ratani, cacao, lana de vicuña… La exposición dedica una última sala, ambientada con grabaciones de la Mercedes en el fondo del mar, a exponer parte de esas monedas recuperadas.

 

La muestra, que ya ha pasado por Madrid y Alicante siendo visitada por 230.000 personas,  tiene previsto estar en Sevilla, en el Archivo General de Indias, hasta el próximo 26 de mayo de 2016 en horario de visita de 9.30 a 17 horas de lunes a sábado, y de 10 a 14 horas los domingos y festivos. De esta manera la fragata Reina Mercedes comienza un nuevo viaje de seis meses de duración convirtiendo el pasado del buque en su futuro.

 

Más información:

 

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com