INFORMACIÓN: Cocina del Conflicto

El Kitchen Conflict en la fase actual, la palestina. CC Foto Bob Donalson/Post-Gazette
El Kitchen Conflict en la fase actual, la palestina. CC Foto Bob Donalson/Post-Gazette

Por Sabrina Fionga

 

A pesar de la amenazas de muerte sufridas el año pasado por servir comida palestina, que generó incluso un cierre preventivo, el Conflict Kitchen, sigue en pie. Este particular restaurante contemporáneo de la ciudad de Pittsburg, sigue siendo uno de los más populares en Pensilvania y en el resto del mundo.

Su idea principal es la de promover los platos típicos de los países en conflicto con EE.UU. a través de la comida pensada como instrumento de paz y concordia.

 

Abierto en 2010 y fundado por los profesores de Arte de la Universidad de Carnegie Mellon J. Rubin y D. Weleski, el Conflict Kitchen es el restaurante que desde Pittsburg, Pensilvania, promueve el dialogo entre las diferentes culturas a través de la comida. Su objetivo principal se basa sobre una idea sencilla: llevar a las mesas de los americanos la comida de los países con los que están en conflicto, esperando que sea de ayuda para reducir las lejanías.

 

El menú cambia cada seis meses y se caracteriza por dedicarse, durante ese tiempo, a la tradición culinaria de cada país que está en conflicto con Estados Unidos. Desde su abertura ha ofrecido especialidades cubanas, iraníes y afganas. 
Actualmente está en la fase palestina que, por primera vez en la historia del restaurante, ha causado problemas. Debido a una amenaza de muerte recibida el día 8 de Noviembre de 2014 por servir comida palestina, el Conflict Kitchen tuvo que cerrar durante cuatro días. El día 12 de Noviembre 2014 el restaurante volvió a abrir sus puertas.

 

Conflict Kitchen retoma las preexistentes relaciones sociales de los alimentos y el intercambio económico para involucrar al público en general en las discusiones sobre los países, las culturas y las personas para que conozcan un poco más la política de EE.UU. y la lente estrecha de titulares en los medios” afirma el profesor Jon Rubin. Uno de los temas más molesto de digerir, la política, puede revelarse más placentero si está acompañado por los picadillos cubanos, el kubideh iraní o las arepas venezolanas. 

 

Además de la comida, se ofrece también un libreto de informaciones sobre el País “enemigo” que se pueden debatir en la pagina web: www.conflictkitchen.org donde se pueden encontrar también todas las recetas de los platos presentados en la carta. “Usamos la comida para atraer a los clientes en las discusiones sobre las culturas, tradiciones y gente de aquellos Países”, explica Rubin.


Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com