INFORMACIÓN: Festival Internacional de Chocolate de Óbidos

Castillo de Óbidos (Portugal). © Lupe Rangel.
Castillo de Óbidos (Portugal). © Lupe Rangel.

Por Lupe Rangel 

 

Desde el pasado 16 de abril y hasta el próximo 3 de mayo, de jueves a domingo, la localidad portuguesa de Óbidos celebra la decimotercera edición del Festival Internacional de Chocolate. Una cita que los amantes de esta pasta de cacao y azúcar no deben perderse.

El amor es precisamente el dulce tema de esta nueva edición del festival que cada año recibe alrededor de 200.000 visitantes. Por eso, desde hace meses, alumnos del Centro de Formación Profesional para el sector alimentario de Pontinha (Portugal) llevan esculpiendo piezas de chocolate. Son verdaderas obras de arte que cuentan historias de amor, como la de Pedro e Inés, y para las que han utilizado más de 3.500 kilos de chocolate. 

 

 

Hay personas a las que se les hace la boca agua con sólo oír la palabra chocolate. Para ellas el programa del festival es un cúmulo de tentaciones. Incluyen degustaciones, demostraciones culinarias en directo, cursos de repostería, concursos, exposiciones, esculturas, tratamientos de belleza, conciertos o espectáculos. Entre ellos no faltará un desfile de moda cuya temática será el amor y tendrá complementos hechos de chocolate. En esta ocasión, el lugar elegido para el pase de modelos es los Olhos de Àgua, un escenario idílico que sirvió de refugio al romance de Don Pedro e Inés de Castro. Además, los más pequeños tienen la Casa de Chocolate, un espacio que les ofrece actividades lúdicas y pedagógicas y les da la oportunidad de poner las manos en la masa y preparar recetas con este rico ingrediente. 


Las buganvillas y madreselavas contrastan con la blancura de sus casas. ©  Lupe Rangel.
Las buganvillas y madreselavas contrastan con la blancura de sus casas. © Lupe Rangel.

Óbidos, situado a 80 kilómetros al norte de Lisboa, está coronado por un castillo y rodeado por un cinturón de murallas medievales. Fue conquistado a los árabes en 1148 por D. Alfonso Henriques, el primer rey de Portugal y más tarde, el rey D. Dinis donó esta villa como regalo de bodas a su esposa, la reina Santa Isabel. Desde entonces y hasta 1883, fue tradición que los reyes la ofrecieran como dote a sus reinas,  razón por la que también es conocida como “villa de reinas”.  Durante estos días, pasear por este bello pueblo de casas blancas adornadas con buganvillas y madreselvas se hace aún más dulce, pues sus calles se transforman en escaparates de tartas y bombones que se pueden degustar y comprar. 

 

La ginga es el licor tradicional de Óbidos. Es muy común tomarlo en vasitos comestibles de chocolate. © Lupe Rangel.
La ginga es el licor tradicional de Óbidos. Es muy común tomarlo en vasitos comestibles de chocolate. © Lupe Rangel.

 

El horario del festival es de 10 a 20 horas, prolongándose hasta las 22 horas los viernes y sábados. El precio de las entradas, que también se pueden adquirir por internet, oscila entre los 4 y los 8 euros. Hasta el próximo 3 de mayo, el Festival de Chocolate de Óbidos, centrado este año en el amor, conquistará sin duda los paladares de los miles de turistas que visiten la villa portuguesa.   

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com