INFORMACIÓN: ONU reafirma el compromiso de respetar y aplicar la Declaración sobre derechos de los Pueblos Indígenas

© Servindi
© Servindi

Por Servindi

 

Si bien el texto aprobado omite algunos aportes indígenas como la propuesta de un tercer Decenio para los Pueblos Indígenas, constituye un nuevo hito en la larga lucha de los pueblos indígenas por hacer realidad sus derechos.

El lunes 22 de septiembre la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó de manera unánime y por aclamación un documento final con compromisos para garantizar la puesta en práctica de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.


Se trata del Documento final de la reunión plenaria de alto nivel de la Asamblea General conocida como Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas cuya finalidad principal es reafirmar el compromiso de los estados de trabajar con los indígenas, respetar sus derechos y aplicar la Declaración aprobada el 2007, hace siete años.


El histórico encuentro reúne a más de 1.000 delegados indígenas, Jefes de Estado y de Gobierno, funcionarios de la ONU y de las instituciones nacionales de derechos humanos para compartir perspectivas y mejores prácticas hacia el logro de los derechos de los pueblos indígenas.


El documento reafirma el compromiso de los estados de “celebrar consultas y cooperar de buena fe con los pueblos indígenas (…) antes de adoptar y aplicar medidas legislativas o administrativas que los afecten, a fin de obtener su consentimiento libre, previo e informado, de conformidad con los principios aplicables de la Declaración”.


Asimismo, reafirma el “solemne compromiso de respetar, promover, impulsar y no menoscabar en modo alguno los derechos de los pueblos indígenas y de defender los principios de la Declaración”.


Según el documento los gobiernos deberán apoyar a las comunidades originarias en el acceso a la salud, la educación y la vivienda; la preservación de sus conocimientos y tradiciones, y el combate a la discriminación.


Además, fija el objetivo de abordar el impacto de los grandes proyectos de desarrollo, incluyendo la industria extractiva, en la vida de los indígenas, en aras de gestionar debidamente los riesgos.


El documento invita al Consejo de Derechos Humanos de la ONU a velar a través de sus mecanismos, entre ellos el Examen Periódico Universal (EPU), por la situación de los pueblos originarios.


También solicita al Secretario General de Naciones Unidas elaborar un plan de acciones que asegure el cumplimiento de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Al respecto, pide que dicho plan sea confeccionado en consulta y cooperación con los interesados, así como una información sobre el progreso del mismo a la Asamblea.

 

Compromiso de Ban Ki-moon

 

En su discurso en la sesión de apertura, el Secretario General Ban Ki-moon, subrayó que “los pueblos indígenas son fundamentales para nuestro discurso de los derechos humanos y el desarrollo global, y tienen un papel importante en el impulso de un uso más sostenible de los recursos naturales".


Tomando nota de que “las deliberaciones y decisiones de la Conferencia repercutirán en toda la comunidad internacional con efectos concretos en la vida de los pueblos indígenas”, subrayó que el compromiso de éstos será fundamental en el esfuerzo mundial por lograr un futuro sostenible y prometió el pleno apoyo de las Naciones Unidas para los pueblos indígenas.


De hecho, Naciones Unidas trabaja en estrecha colaboración con los pueblos indígenas en la defensa de sus derechos, en particular a través del Relator Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas.


El principal orador de la cita fue el presidente boliviano Evo Morales quién celebró la iniciativa del secretario general de la ONU de impulsar la cumbre y destacó que “los principios del movimiento indígena son la vida, la madre tierra y la paz, que están siendo afectados por el sistema capitalista”.


Evo afirmó que los recursos naturales deben pertenecer a todos y citó el caso de su país, donde la nacionalización de la industria petrolera ha generado un aumento muy importante en la renta, que ha permitido cambiar la situación económica boliviana en pocos años.


Añadió que esos recursos han permitido que muchas comunidades indígenas de Bolivia tengan acceso a la educación, el agua potable, el saneamiento y otros servicios básicos entre los que se incluyen las telecomunicaciones.


Por su parte la invitada especial Rigoberta Menchú Tume, Premio Nobel de la Paz, calificó de histórica la adopción de la iniciativa por la Asamblea General.


Los indígenas sufren muchos problemas que se resumen en marginación, pobreza, falta de oportunidades y de acceso a tierras y recursos naturales, un escenario que pretendemos revertir con los diferentes instrumentos creados por la ONU, agregó.


Rigoberta expresó su profunda preocupación por las persistentes violaciones de los derechos de los pueblos indígenas. Instó a los Estados miembros a “aplicar la legislación nacional e internacional, en particular los derechos consagrados en el Convenio 169 y la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos ndígenas, que establece normas mínimas para la supervivencia, la dignidad, el bienestar y los derechos”.


Otro de los oradores fue el presidente de México Enrique Peña Nieto quién reconoció que la desigualdad, injusticia y discriminación contra los pueblos indígenas aún es una realidad lacerante, por lo que llamó a erradicar estas prácticas y fortalecer la cooperación internacional con acciones al interior de cada país.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com