INFORMACIÓN: Presentan "El estado de los bosques del mundo 2014", publicación de la FAO

Publicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)
Publicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

Por Servindi

 

“Déjenme decir esto claramente: no podemos garantizar la seguridad alimentaria o el desarrollo sostenible sin la preservación y el uso de los recursos forestales de manera responsable” afirmó José Graziano da Silva, director general de la FAO.

Las políticas y programas nacionales deben aprovechar mejor el potencial de los bosques para reducir la pobreza e impulsar el desarrollo rural. Las personas deben estar en el centro de las políticas forestales, indicó Graziano durante la presentación de El estado de los bosques del mundo 2014 (SOFO 2014).

 

La nueva edición del SOFO de 146 páginas se presentó el lunes 23 de junio durante la inauguración de la 22ª reunión del Comité Forestal de la FAO (COFO) y su contenido se centra en los beneficios socioeconómicos derivados de los bosques.

“Es impresionante ver cómo los bosques contribuyen a las necesidades básicas y los medios de vida rurales. También son un sumidero de carbono y preservan la biodiversidad”, dijo el director general de la FAO.

La publicación afirma que los países deben poner más énfasis en las políticas destinadas a mantener y potenciar la vital contribución de los bosques a los medios de subsistencia, la alimentación, la salud y la energía.

La publicación principal de la FAO sostiene que una parte significativa de la población mundial depende de los productos forestales para satisfacer sus necesidades básicas de energía, vivienda y algunos aspectos de la atención médica primaria, a menudo en un grado muy elevado.

Sin embargo, señala que estos beneficios socioeconómicos a menudo no se abordan adecuadamente en las políticas forestales y otras pertinentes, a pesar de su enorme potencial para contribuir a la reducción de la pobreza, el desarrollo rural y para crear economías más verdes.

 

La madera, una importante fuente de energía para los hogares

 

En muchos países en desarrollo, la dendroenergía o energía procedente de la madera, es a menudo el único combustible accesible y asequible para la mayoría de la gente. Una de cada tres familias usa la madera como principal combustible para cocinar.

La dendroenergía proporciona más de la mitad del suministro total de energía en 29 países, incluyendo 22 en África. En Tanzania, por ejemplo, el combustible de madera representa cerca del 90 por ciento del consumo total de energía nacional.

La energía de la madera es esencial para la seguridad alimentaria de miles de millones de personas, pero las políticas forestales, energéticas y de seguridad alimentaria raramente reconocen totalmente este hecho.

Queda mucho por hacer para mejorar la producción de la dendroenergía, hacerla más sostenible y reducir la carga sobre las mujeres y los niños, que recogen el 85 por ciento de toda la leña utilizada en los hogares.

 

Una de cada cinco personas vive en casas de madera

 

Al menos 1,300 millones de personas -un 18 por ciento de la población mundial-, viven en casas construidas en madera, según el SOFO. Esto es especialmente importante en los países menos desarrollados, donde los productos forestales suelen ser más asequibles que otros materiales de construcción.

La producción de materiales de construcción, dendroenergía y productos forestales no madereros emplea a por lo menos 41 millones de personas en el sector “informal” en todo el mundo, el triple del número de personas empleadas en el sector forestal formal.

Además, los bosques desempeñan muchos servicios ambientales esenciales, como el control de la erosión, la polinización, el control de plagas y enfermedades naturales y la mitigación del cambio climático, al tiempo que proporcionan numerosos servicios sociales y culturales y nutrientes a las comunidades locales de todo el año.

La FAO abordará estas y otras cuestiones importantes en la segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2) una reunión intergubernamental mundial conjunta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FAO, que se celebrará en Roma del 19 al 21 de noviembre de 2014.

 

Ajustar las políticas forestales

 

El nuevo informe de la FAO subraya que proporcionar a las comunidades y las familias locales acceso a los bosques y los mercados y fortalecer los derechos de tenencia de los bosques, son una forma potente de mejorar los beneficios socioeconómicos de los bosques y reducir la pobreza en las zonas rurales.

El SOFO subraya la necesidad de mejorar la productividad del sector privado, incluyendo a los productores informales, y de aumentar la rendición de cuentas sobre la gestión sostenible de los recursos en los que se basan las empresas forestales.

También es necesario un mayor reconocimiento del papel de los servicios ambientales de los bosques, y de los mecanismos de pago para asegurar el mantenimiento de estos servicios.

A la luz de los datos y análisis proporcionados en el informe, podría ser necesario reorientar muchas políticas nacionales, según la FAO.

“Los países deben cambiar su enfoque, tanto en la recopilación de datos y la formulación de políticas, desde la producción a los beneficios. En otras palabras, de los árboles a la gente”, señaló Subdirector General de la FAO al frente del Departamento Forestal, Eduardo Rojas-Briales.

“Las políticas y programas –añadió-, tanto en el sector forestal como en general, deben abordar de forma explícita el papel de los bosques en el suministro de alimentos, energía y vivienda. Un nuevo concepto holístico de los bosques los hará más atractivos para donantes e inversores y garantizará que beneficien a todas las personas, especialmente a los más necesitados”.

 

Nuevos acuerdos

 

En la apertura del COFO, la FAO firmó además un acuerdo de cuatro años con AgriCord de colaboración con el Mecanismos para Bosques y Fincas (FFF, por sus siglas en inglés), una asociación entre la FAO, el Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo (IIMAD) y la Unión Internacional para la Conservación de Naturaleza (UICN), que tiene como objetivo fortalecer las organizaciones de productores agrícolas y forestales.

AgriCord es una red global de agencias de desarrollo agrícola liderada por organizaciones de agricultores profesionales y las empresas que gestionan. Con el apoyo de los Gobiernos de los Países Bajos y Finlandia, AgriCord contribuirá con un millón de euros al fondo de donantes múltiples del FFF para apoyar a las organizaciones de productores forestales y agrícolas en los países en desarrollo.

La FAO y el Gobierno de la República de Corea firmarán además durante el COFO un memorando de entendimiento en apoyo del Mecanismo de Restauración del Paisaje Forestal, diseñado para ayudar a la implementación, seguimiento y elaboración de informes sobre la restauración del paisaje forestal a nivel nacional.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com