INFORMACÍÓN: La Estrada Real de Brasil, una ruta con historia

Por Juliana Afonso (desde Brasil)

 

Un camino duro, de tierra, lleno de piedras e impedimentos, repleto de subidas y bajadas. No todos se animan a recorrerlo. Pero a los que tienen la valentía de seguir adelante, el trayecto les reserva paisajes increíbles y la comprensión de una época importante de la história de Brasil. La Estrada Real -una ruta entre los estados de Minas Gerais, Rio de Janeiro y São Paulo- se trazó en el período colonial de Brasil para que la corona portuguesa pudiese transportar el oro desde las minerías brasileñas a la metrópoli.

La ruta no se diseñó sólamente para el transporte, sino también para que los oficiales portugueses pudiesen fiscalizar de forma más eficaz la extracción de oro por los gambusinos. La verdad es que el suelo brasileño siempre fue rico en oro, pero para los índios el metal no tenía gran valor. Ellos lo usaban para adornarse y obsequiar . Cuando los portugueses lo descubrieron, comenzaron las expediciones por el interior del país.

 

Con el enflaquecimiento del mercado de caña de azúcar, en el siglo XVII, el gobierno português tuvo que pensar en nuevas formas de generar dinero. En ese contexto surgieron los bandeirantes, hombres que penetraban en los más remotos rincones de Brasil. A lo largo de los años, se abrieron rutas en las selvas del interior del país. Y así, para tener el control del oro y de los diamantes que circulaban por el territorio, los portugueses unificaron los trayectos y trazaron la Estrada Real, una ruta de oro y esclavos, cuyo nombre pone de manifiesto el dominio y explotación de la corona.

 

Los años pasaron y la ruta se consolidó. En el camino se establecieron familias, casas, comercios y capillas. De esas pequeñas villas surgieron ciudades con fuerza politica y económica, y los colonizadores vivieron un periodo floreciente . Pero al final del ciclo del oro en Brasil, ya en el siglo XVIII, la mayor parte de esas ciudades fueron olvidadas – y algunas de ellas completamente abandonadas-.

 

La desolación se apoderó de la ruta. Pero mucho tiempo después, el abandono sufrido por los moradores que permanecieron, se convirtió en atractivo para los viajeros. Cuando algunos aventureros comenzaron a recorrer la ruta, en la década de 1990, redescubrieron su riqueza histórica . Las casas y iglesas antiguas permanecían preservadas y el camino del oro y los esclavos aún existía -a veces camuflado entre la espesa vegetación.

 

Se elaboraron varios proyectos para recomponer la ruta y en 1999 el gobierno creó el Instituto Estrada Real, responsable de divulgar, conservar y gestionar el trayecto. El recorrrido se divide en tres tramos históricos: el Camino Viejo, del Camino Nuevo y de la Ruta de los Diamantes.

 

Hoy miles de turistas han visitado la Estrada. El recorrido es de que es de 1.578 kilómetros y pasa por 178 municipios. La ruta es recomendable para los viajeros con inquietudes culturales y amantes de la historia – pasa por ciudades importantes como Ouro Preto y Tiradentes – y también por los que buscan aventura y naturaleza. Cascadas, grutas, ríos y hermosos paisajes naturales sorpenden al viajero

 

Más información:

 

-http://site.er.org.br//index.php/home/index

 

-http://www.idasbrasil.com.br/idasbrasil/geral/port/ouro.asp

 

-http://360graus.terra.com.br/ecoturismo/default.asp?did=21027&action=reportagem

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com