OPINIÓN: Rutas literarias

Por Rocío Gavala 

 

La Barcelona de “La sombra del viento”, La Lisboa de Pessoa, El Madrid de Alatriste… muchas son las novelas que se han escrito en las ciudades de todo el mundo y gracias a ellas, han surgido nuevas rutas que desvelan calles o rincones olvidados, que se descubren a través de los ojos de los autores o de los protagonistas de sus relatos.

 

Es llamativo el boom surgido en Barcelona tras la publicación de las novelas de Carlos Ruiz Zafón, -del que ya han surgido diferentes guías turísticas- que nos envuelven en el universo de La sombra del viento. Ese interés se ha acrecentado desde la publicación de la tercera novela de la saga, El prisionero del cielo.

 

Son muchas las ciudades que gozan de este privilegio: ser redescubiertas a través de autores contemporáneos o clásicos de nuestra literatura. Sevilla es un buen ejemplo, está envuelta en una especie de magia que siempre atrajo y atrae a escritores para utilizarla como escenario de su sus novelas.

 

Os invitamos a trasladaros a la Sevilla del siglo XVI, a la Sevilla de Rinconete y Cortadillo. Es curioso el caso de esta novela picaresca de Cervantes, la ciudad está adornada de placas con la que los sevillanos conviven diariamente -que pasan desapercibidas- y, que sin embargo, suponen un viaje a través de este autor por lugares tan míticos como la Plaza de la Alfalfa, la Calle Sierpes, la Plaza de San Francisco o los barrios de Triana y El Arenal.

 

El itinerario que os recomendamos comienza en la Calle Troya, siguiendo por la Calle Núñez de Balboa y Adriano, por la Avenida de la Constitución, la calle Alemanes y la Plaza de San Francisco, pasando por la calle Joaquín Guichot y la Plaza del Pan, para terminar en la Calle Alcaicería de la Loza y la Calle Huelva.

 

Es interesante pasear por estas calles una vez leído el libro e intentar transportarnos a la Sevilla de la picaresca, cuando era centro del mundo y una de las ciudades más ricas que se conocían debido al comercio con Las Indias. Releer la narración de Cervantes y ponerse en la piel de sus protagonistas, supone un hermoso viaje para descubrir otra Sevilla, oculta tras la cotidianidad. 

Pero, la ciudad ofrece otras muchas rutas literarias bajo autores tan emblemáticos como Lope de Vega, los Machado, Cernuda, Bécquer…

 

Este último, el escritor romántico -cuyo rostro podemos ver en el Museo de Bellas Artes de la ciudad pintado por su propio hermano Valeriano- ha estado algo descuidado por parte de las autoridades locales pues varias de sus placas están deterioradas o permanecen semiocultas.  El itinerario que se sugiere comienza en la casa que lo vio nacer en la calle Conde de Barajas, 28; para continuar en la calle Jesús del Gran Poder, 29, lugar que antes fue ocupado por un colegio donde el escritor estudió en su juventud.  

 

Tras andar un poco y llegar a los Jardines de Murillo, con suerte, encontraremos la placa dedicada al relato que Bécquer escribió sobre la Feria, que antes se situaba en la zona. Para terminar como no, el viajero puede acercarse al Parque de María Luisa donde se encuentra la Glorieta de Bécquer. Toda una alegoría al amor y, por lo tanto, a la poesía del autor sevillano.

 

Sevilla es una ciudad para leer y ser leída, para perderse e imaginarla como hace siglos o para recorrer y retratar historias más modernas como La piel del tambor, de Arturo Pérez-Reverte.

 

Más información:

 

http://rutasliterarias.org/

 

http://www.rmbs.es/sevillaliteraria.php?seccion=mapa&id_autor=7

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com