OPINIÓN: El placer de viajar sobre ruedas

Foto: Beatriz Hidalgo
Foto: Beatriz Hidalgo

Por Beatriz Hidalgo

 

¿Y si pudiéramos ponerle a nuestra casa cuatro ruedas y viajar donde quisiéramos? La autocaravana permite viajar de una forma diferente, en total libertad, disfrutando no sólo del destino, sino de la naturaleza y los paisajes que en el trayecto descubrimos, ofreciendo la posibilidad de vivir experiencias fuera del alcance de otro tipo de desplazamientos y sin limitar el tiempo de nuestra estancia allá dónde estemos.

Dice un viejo refrán que lo importante no es el destino, sino el viaje en sí mismo. Y es que las formas de las que disponemos  para llegar a nuestro destino son infinitas. Desde los viajes poco o nada enriquecedores de la industria turística hasta el alternativo y económico Couch Surfing (del que hablamos hace unos días), pasando por el llamado turismo sostenible, el trayecto también forma parte del viaje, aunque a veces pase desapercibido.

 

Gracias a la autocaravana podemos disfrutar del viaje “con la casa a cuestas”, pues el habitáculo del que está dotado nos permite partir totalmente equipados, de manera que nuestro recorrido sea lo más confortable y cómodo posible. Pero no sólo ofrece ventajas en la forma de viajar, sino que permite además improvisar nuestro propio itinerario. ¿Cuántas veces hemos quedado maravillados por un lugar del que nos hubiera gustado disfrutar unos días más? El viaje se ajusta a nosotros, y no al revés.

Foto: Arac Travel
Foto: Arac Travel

No importa el destino, pues la autocaravana nos permite hacer desde pequeños desplazamientos hasta largos trayectos, según el tiempo del que dispongamos. Cruzar el desierto del Sáhara, dormir a orillas del Danubio, recorrer la Capadocia, contemplar el sol de medianoche en Noruega o el amanecer desde la costa griega están a un simple cambio de marchas.

 

Económicamente hablando, es posible disfrutar de un mes entero de viaje en autocaravana por el mismo precio que nos supondría una semana de viaje organizado entre hoteles y aviones. Además, este medio de transporte ofrece numerosas ventajas de las que no podríamos disfrutar de otra manera, como la posibilidad de agregarle un porta-bicicletas para realizar distintas actividades a lo largo de nuestra estancia, llevarnos nuestro equipo de ski o las tablas de surf.

 

Existen a lo largo y ancho del planeta infinidad de campings estratégicamente localizados rodeados de paraje natural de inigualable belleza, especialmente en los países del norte de Europa, donde la vegetación frondosa y los paisajes son sus principales atractivos. Sin embargo, no son obligatorios este tipo de alojamientos para poder estacionar una autocaravana, sino que podemos pasar la noche en cualquier área de servicio o parking en caso de que estemos en ruta. Además, viajar en autocaravana está al alcance de cualquiera que tenga el permiso de conducir B1, y se rige por las mismas normas que cualquier otro turismo.

 

Numerosas asociaciones se han ido formando en los últimos años ante el auge del caravaning, con el objetivo de fomentar el uso de caravanas y autocaravanas como forma de viaje. En familia o con los amigos, las autocaravanas están dotadas con plazas para seis o siete personas. Varias empresas organizan además salidas en grupo para disfrutar del viaje acompañado de otros autocaravanistas. Prepara las maletas, echa gasolina y coge el mapa. ¿Sabes ya dónde te gustaría ir en autocaravana?

Escribir comentario

Comentarios: 0

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com