OPINIÓN: Machu Picchu, el aniversario de la polémica

©Foto: María Arnal y Diego Otero
©Foto: María Arnal y Diego Otero

Por Inés Climent

 

Ocurrió un 24 de julio de 1911. Aunque ya hace algunos meses que se conmemoró el aniversario del descubrimiento de la ciudad inca de Machu Picchu, no he querido dejar pasar la oportunidad de desvelar algunos de los misterios que rodean este hecho y que han sembrado la polémica alimentando parte del misticismo que rodea a la "ciudad perdida"

 

¿Quién fue su descubridor? Si seguimos a pie juntilla la historia que contó Hiram Bingham, profesor de la Universidad de Yale, explorador y político estadounidense, este año se cumpliría un siglo desde que la ‘ciudad perdida de los incas’ fuera dada a conocer por él al resto del mundo. En realidad, a esta historia no le falta de verdad, porque verdaderamente fue Bingham quien se encargo de presentar al mundo su descubrimiento gracias a un artículo publicado por la revista National Geographic. Pero, lo que a Bingham se le olvidó contar es que un tal Agustín Lizárraga, explorador cuzqueño, ya había pisado aquellas tierras nueve años antes.

 

Agustín Lizárraga organizó en 1902 organizó una expedición conformada por su primo Enrique Palma Ruiz, administrador de la Hacienda Collpani, por el mayoral de la misma, Gabino Sánchez y su peón, Toribio Recharte, impulsado por el secular afán de conocer lo desconocido y buscar nuevas tierras para la agricultura. Subió por el cañón y en la cima encontró colgada la ciudad inca de Machu Picchu. Recorrió todos sus recintos y tomó conciencia de que había encontrado un lugar excepcional, por lo que decidió dejar para la posteridad una certificación de su hallazgo: una inscripción en el Templo de Las Tres Ventanas, que decía Agustín Lizárraga 14 de julio – 1902. En 1911, nueve años más tarde la encontró Bingham.

 

Lizárraga puede presumir, además,  de haber realizado el primer viaje turístico a Machu Picchu en 1904. Los afortunados fueron la familia de hacendados Ochoa para los que el expedicionario trabajaba.

El explorador estadounidense no sólo quiso robarle el mérito a Lizárraga, sino que además (y por esto es por lo que el pueblo inca le mantiene tanto recelo), aprovechó su descubrimiento para expoliar decenas de miles de piezas que se encontraban en el santuario y llevárselas a la Universidad de Yale, donde trabajaba con la excusa de investigarlas. El botín lleva décadas siendo reclamando el Gobierno peruano a la institución, pero por el momento de los cerca de  46.000 objetos que sustrajo sólo han llegado 363.

 

Para quitarle hierro al asunto, desde hace algunos años El descubrimiento de Bingham se matiza como ‘descubrimiento científico’. Sin embargo, hay autores que continúan reivindicando la figura de Agustín  Lizárraga y con ello, la verdadera historia del descubrimiento de Machu Picchu, como son: ‘Agustín Lizárraga, el gran descubridor de Machu Picchu’, de Américo Rivas y ‘El último secreto de Machu Picchu’, de Sergio Vilela y José Carlos de la Puente. 

© Foto: María Arnal y Diego Otero
© Foto: María Arnal y Diego Otero

Algunas curiosidades: 

 

En 1904 se realizó el primer viaje turístico a Machu Picchu, con motivo de la boda de un terrateniente sus invitados protagonizaron el primer viaje. Hoy en día, por recomendación de la Unesco, sólo se admite en Machu Picchu a 1.800 personas diaria. El record turístico se alcanzó en 2008 con 858.000 visitantes.


El mundo jamás llegó a olvidar la existencia del Machu Picchu. En el siglo XVI aparecía en las relaciones del funcionario español Rodríguez de Figueroa y en el siglo XIX se mencionó en unos cuantos mapas y estudios geográficos, por lo que tampoco sería justo atribuirle todo el mérito del descubrimiento a Lizárraga. 

 

Machu Picchu (del quechua sureño machu pikchu, "Montaña Vieja. 

Según documentos de mediados del siglo XVI Machu Picchu habría sido una de las residencias de descanso de Pachacútec (primer emperador inca, 1438-1470). Sin embargo, algunas de sus mejores construcciones y el evidente carácter ceremonial de la principal vía de acceso a la llaqta demostrarían que ésta fue usada como santuario religioso. Ambos usos, el de palacio y el de santuario, no habrían sido incompatibles. Algunos expertos parecen haber descartado, en cambio, un supuesto carácter militar, por lo que los populares calificativos de "fortaleza" o "ciudadela" podrían haber sido superados.


El 7 de julio de 2007 Machu Picchu fue declarada como una de las nuevas maravillas del mundo en una ceremonia realizada en Lisboa, Portugal, que contó con la participación de cien millones de votantes en el mundo entero.


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Jesús R. (martes, 27 septiembre 2011 09:46)

    Muy interesante el tema. Como ha ocurrido y ocurre muchas veces hay grandes viajeros, descubridores, exploradores científicos que han permanecido y permanecen en el anonimato.

    Saludos

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com