OPINIÓN: ¿Adónde vamos? Tú no sé, yo me quedo en casa

Por Javi Domínguez

 

Escoger destino para el esperado viaje de fin de carrera puede generar muchos dolores de cabeza. No es una tarea fácil… provoca  discusiones y discrepancias hasta el  aburrimiento.

El viaje de fin de carrera es una manera de desconectar y aprovechar esos días para divertirse con aquellos a los que ves cinco días a la semana a lo largo de otros cinco o tres años -que se dice pronto- según titulación. Ni mejor, ni peor, el viaje de fin de carrera es de obligatoria compañía y aunque se quiera cambiar, modificando destinos y detalles, el viaje de fin de carrera siempre es lo mismo.

Muchos ansían desde el primer día que ponen el pie en la universidad que llegue el acontecimiento. Otros ni se lo plantean, hasta que aterrizan tras el periodo estival, en el último curso, y se encuentran en primavera de agencia en agencia. Las diferencias de criterios a la hora de impulsar este singular proyecto son tan variopintas que aquel con mayor capacidad de oratoria y persuasión se llevará el gato al agua. El jefe de mando tripulará al pasaje hacia el destino soñado o implantado.

 

La retahíla de opciones puede alcanzar el infinito: Cuba, Nueva York, Punta Cana, Riviera Maya, Marruecos, Holanda…No hay que olvidar los cruceros; la visita a las islas griegas junto con un itinerario por el Mediterráneo puede ser la mejor posicionada. El tren ya parece algo más lejano. Imagine un interrail con más de una veintena de personas.

 

Descartemos Nueva York por salirse del presupuesto. Cuba puede ser una muy buena opción, pero no nos acercaremos en ningún caso a una experiencia sociocultural digna de mención. Los tulipanes holandeses se marchitan por el estereotipo: “No voy a ir para colocarme, eso ya lo hago aquí”... y otros opinan que para ir de fiesta también lo hacen en su ciudad. Entonces, ¿adónde vamos?

 

Sol y playa lideran las opciones. Pulsera entregada en mano por un exótico personal que nos da la bienvenida al resort. Una semana de juerga, como manda la tradición, para olvidar las asignaturas pendientes y a profesores pedantes aferrados a sus power points – que no saben ni utilizar-. A disfrutar porque no querrás acordarte de que, a la vuelta, allí siguen esperándote como si de una mala resaca se tratara.

 

Los partidarios de esta primera opción son en muchas ocasiones desaprobados por proponer destinos como Riviera Maya o Punta Cana. Otros, los que acallan a este sector que opta por el adorno alrededor de la muñeca, prefieren apostar por un crucero.

Estos últimos se autoconvencen de que un crucero es algo distinto a un resort en alta mar. Visitas cronometradas y no incluidas en el precio. ¿Civitavecchia? ¿Roma, no?... "si no puedo ni levantarme del dolor de cabeza que llevo". ¿Dubrovnik? ..."no sé ni pronunciarlo así que mejor me quedo en el camarote".  Más de lo mismo pero en un mastodonte acuático.

 

Volvemos a empezar, como si fuera el cuento de la buena pipa. Si no se va a este sitio ni tampoco a aquel, ¿adónde vamos?.Cada uno que piense qué significa el viaje de fin de carrera, qué espera, con quién quiere ir… y que decida. Tal vez las alternativas surgirían si el viaje de fin de carrera recuperara sus antiguos objetivos y se convirtiera en un verdadero viaje de estudios; en donde la aventura fuera una puerta hacia el aprendizaje;  un recorrido autogestionado por los propios estudiantes. Un viaje, en definitiva,  y no un tour comprado y tramitado  por agencias de pulsera y crucero. 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Alba (lunes, 28 marzo 2011 22:53)

    La verdad es que los viajes de fin de curso son un auténtico quebradero de cabeza. No has podido describirlo mejor Javi. Recuero el año pasado q la clase se dividió en al menos cuatroo grupos porque no nos poníamos de acuerdo con el destino, y eso sin mencionar q hubo broncas, votaciones q se impugnaron unas cuantas veces, etc. Yo creo que la esencia de un viaje de fin de curso es poder disfrutar todos juntos, a modo de despedida, de una semana inolvidable, no importa donde, simplemente hay que tener en cuenta q estás de viaje con personas que, en un futuro, no verás tanto y que, durante cinco largos y pesados años, han sido grandes amigos.

ENTIDADES Y EMPRESAS COLABORADORAS

Síguenos en Facebook
Suíguenos en Twitter

Síguenos en Google+


Si tienes interés en recibir notificación de los nuevos artículos publicados en este sitio web puedes registrar tu dirección pinchando en el siguiente enlace:

LUGARES DESDE

DONDE NOS VISITAN

Sociedad de Periodismo

de Viajes. 

Seminario Permanente de Periodismo de Viajes

spviajes@gmail.com